miércoles, 25 de agosto de 2010

Arte Egipcio

El arte egipcio lo podemos definir como una manifestación artística que ha sometido al hombre moderno. Los egipcios consideraban que la idea d arte como expresión sublime de la belleza no existía, pensaban en el arte como un concepto funcional (no eran obras para ser vistas por el ojo humano sino, que mas bien poseían un valor simbólico).

Esta civilización no sólo creó una arquitectura, escultura y pintura de impresionante belleza, sino también toda una rica cultura que envuelve lo mítico y misterioso. El arte egipcio es un arte que está muy relacionado con el medio en el que se desarrolla. Este medio influye en diferentes aspectos: por un lado el medio geográfico y, el medio que va a determinar unos materiales que nos indican una despreocupación por la vida terrestre y un deseo de eternizar la moral del difunto y del dios, por lo que el arte muchas veces está en función de templos y tumbas. Esto está relacionado con los dos factores determinantes del arte que también vienen dados por el medio: la monarquía y la religión.

La política de Egipto cambio de acuerdo a las diferentes etapas que vivió esta civilización, pero en términos generales la sociedad egipcia estaba formada por el monarca (faraón) y la gran masa de población. Junto al ejercito, los funcionarios formaban la clase alta y se encargaban de llevar a cabo las grandes empresas económicas del país .No hay separación entre el poder político y el religioso (y los que formaban parte de estos poderes eran los principales clientes en términos de arte; ósea los “privilegiados”). El gobierno es un concepto de monarquía absoluta (el soberano tenia tanto el poder ejecutivo como el legislativo y estaba unido al Maat (orden, equilibrio) los ornamentos del monarca eran muy característicos y le otorgaban poder y protección.
En cuanto a la religión, la representación de los distintos dioses es una constante en el arte egipcio, llegaa su cima con la representación del faraón que asociaba el mundo divino con el humano. Adoraban las fuerzas de la naturaleza y las representaciones de los dioses eran asociadas a un animal (tenemos figuras de hombres fusionados con animales como por ejemplo la diosa Anubis (diosa de la muerte), su representación se basa en un hombre con cabeza de chacal), la muerte era un tema de suma importancia, lo que nos lleva a la momificación (la clase alta podían adquirir tumbas, estas tumbas eran una obra de arte adornadas con ornamentos muy lujosos hechos de piedras preciosas).

Esculturas egipcias
Los egipcios se destacan por su habilidad de realizar esculturas, es el espejo de la sociedad egipcia. Los materiales mas comunes que utilizaron fueron; la piedra (representaba la perdurabilidad a través del tiempo), como la caliza, la pizarra, el basalto, el granito rojo, y la obsidiana. La madera y el metal fueron materiales secundarios (ya que no eran predominantes en las tierras egipcias) que se utilizaban en los sarcófagos.
Las características principales de las esculturas era la simetría (axial, se dividía en 2 partes iguales através de un eje vertical), y el frontalísimo (para obsérvalas de un punto de vista frontal), las expresiones muestran tranquilidad y serenidad, pueden ser decoradas con jeroglíficos, y hay una gran geometrización, la estatua se articula con planos horizontales y verticales, de forma octogonal.

Podemos decir que la escultura es el medio para fijar la personalidad del dios o del difunto. Además la escultura sirve para la celebración de prácticas religiosas que requiere el difunto para su peregrinación al otro mundo y para ofrecerle las ofrendas.

EJEMPLOS:



El chacal de Anubis

Se trata de un pequeño armario que contenía ungüentos, perfumes, etc. cubierto de chapas de oro con relieves. Está cornado por la figura de Anubis, que sirve como protector. Está tumbado con mucha calma. Se trata de una figura llena de realismo. Acusa mucho las orejas y los huesos. Es de un tono oscuro con toques de oro en las orejas, los ojos y el collar, y de plata en las uñas.

Nefertiti

Apareció en las ruinas del taller de Tutmés. Está realizada en caliza policromada, que se conserva muy bien. Falta por pintar un ojo, es posible que fuera un boceto. Tiene el cuello muy alargado que acaba en un gran collar. Lleva la gran corona propia de Nefertiti, de forma de cono invertido y ceñida con una cinta. También lleva el hureus. A pesar de sus rasgos algo alargados es una figura enormemente bella y elegante.


 
 
 
 
 
En conclusión no hubo una conciencia clara d estar haciendo arte, no existió una reflexión, una teoría estética sino q el producto d los artesanos estuvo al servicio d un simbolismo político y religioso.



Bibliografía
Parramon arte, Arte egipcio, la historia del arte del antiguo Egipto y su herencia cultura. Parramon ediciones SA. España 1999.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada